Mitos de lagartos en las ciudades

Mitos de lagartos en las ciudadesLas grandes ciudades se distinguen por estar completamente alejadas de las zonas campestres. Como era de esperarse, la fauna de estas urbes está integrada principalmente por perros, gatos, aves, roedores e insectos.

No obstante, los mitos que afirman que un lagarto puede entrar a tu casa a través de las cañerías, no dejan descansar a los condados que se encuentran cerca de los ríos.

Michael, un joven de unos 25 años que vivía a la orilla del río, fue atacado por uno de estos animales. Según el relato que le compartió a la policía, un día por la tarde ingresó al baño con el propósito de darse una ducha.

Encendió la radio y mientras estaba escuchando música de jazz, alcanzó a oír cómo si alguien hiciera levantar la tapa del excusado.

Lo anterior no podía suceder, ya que en su domicilio sólo vivían él y su perico de dos años de nombre Peter.

Con el cabello y el rostro lleno de jabón se asomó por la cortina, más no vio nada anormal, la tapa estaba colocada hacia abajo y la puerta del baño estaba perfectamente cerrada.

– Deben ser mis nervios. Ya no debo ver películas de miedo por las noches, esto me hace tener pesadillas y no me deja descansar como es debido. Pensó mientras se rasuraba.

Súbitamente una vez más alcanzó a oír un ruido en la taza del baño, sólo que ahora era mucho más fuerte. Sacó su brazo de la ducha y arrancó el tubo que sostenía las toallas de baño, para usarlo como arma en contra del agresor.

De pronto algo lo mordió por detrás justo en la zona del tobillo. Michael cayó al suelo del dolor y alcanzó a mirar como a su lado se encontraba un lagarto de tamaño mediano.

Salió cojeando del cuarto de baño y llamó al número de emergencias. No sin antes cerciorarse de que el animal quedará encerrado. Por suerte luego de una inyección antitetánica y una sutura, el muchacho pudo volver a su vida normal.